viernes, junio 16, 2017 

Hawaii va a ser el primer estado en el mundo en implantar la paga básica universal



En inglés:




My name is Chris Lee. I currently serve in the Hawaii State Legislature where I've found that public policy must look to the future far beyond the next campaign cycle. Planning for the future isn't politically sexy and won't win anyone an election, if anything it tends to bring out opposition that doesn't want to see things change. But if we do it properly we will all be much better off for it in the long run.

I introduced House Concurrent Resolution 89 this year to start a conversation about our future. After much work and with the help of a few key colleagues, it passed both houses of the State Legislature unanimously. HCR 89 does two things. First, it boldly declares that all families in Hawaii deserve basic financial security. As far as I'm told it's the first time any state has made such a pronouncement, but I think it's an important statement of our values here in Hawaii on which we seek to act.

HCR 89 also establishes a Basic Economic Security Working Group co-chaired by the Department of Labor and Department of Business, Economic Development and Tourism to analyze our state's economy, and find ways to ensure all families have basic financial security, including an evaluation of different forms of a full or partial universal basic income. The group will eventually be reporting back to the State Legislature with further recommendations and next steps.

There's a lot of work to be done, but I think we all look forward to it. In a state with more homeless per capita than nearly anywhere else, a growing divide between those who have and those who have not, and a service-based economy with tremendous exposure to disruption, it's time to start thinking ahead. As innovation and automation displace jobs and transform the marketplace, it will require a paradigm shift in policy to ensure that the economy remains stable, everyone benefits, and no one is left behind.

I will try to keep everyone up to date through social media as we proceed, but for now I just want to say thank you again to everyone at r/BasicIncome and r/Futurology. Mahalo!

PS: Since surely someone will ask about verification I just tweeted that I will be posting this and you can find that on my twitter and facebook.

The State of Hawaii is going to begin evaluating universal basic income. Thanks r/BasicIncome and r/Futurology for your help!




En español con Google translate:


Mi nombre es Chris Lee. Actualmente sirvo en la Legislatura del Estado de Hawai donde he encontrado que la política pública debe mirar hacia el futuro mucho más allá del próximo ciclo de la campaña. Planificar para el futuro no es políticamente sexy y no ganará a nadie una elección, si algo hace tiende a sacar a la oposición que no quiere ver las cosas cambiar. Pero si lo hacemos correctamente todos estaremos mucho mejor en el largo plazo.

Presenté la Resolución Concurrente de la Cámara 89 este año para iniciar una conversación sobre nuestro futuro. Después de mucho trabajo y con la ayuda de algunos colegas claves, pasó ambas cámaras de la Legislatura Estatal unánimemente. HCR 89 hace dos cosas. Primero, declara audazmente que todas las familias en Hawai merecen la seguridad financiera básica. Por lo que me dicen es la primera vez que un estado ha hecho tal pronunciamiento, pero creo que es una declaración importante de nuestros valores aquí en Hawai en la que tratamos de actuar. 

El HCR 89 también establece un Grupo de Trabajo de Seguridad Económica Básica copresidido por el Departamento de Trabajo y Departamento de Negocios, Desarrollo Económico y Turismo para analizar la economía de nuestro estado y encontrar maneras de asegurar que todas las familias tengan seguridad financiera básica, Formas de un ingreso básico universal total o parcial. 

El grupo eventualmente estará reportando de nuevo a la Legislatura Estatal con recomendaciones adicionales y los próximos pasos. Hay mucho trabajo por hacer, pero creo que todos lo esperamos. En un estado con más personas desamparadas per cápita que casi cualquier otro lugar, una creciente división entre los que tienen y los que no tienen, y una economía basada en servicios con una tremenda exposición a la interrupción, es hora de empezar a pensar en el futuro. 

A medida que la innovación y la automatización desplazan los puestos de trabajo y transforman el mercado, requerirá un cambio de paradigma en la política para asegurar que la economía se mantenga estable, todos se beneficien y nadie quede atrás. Voy a tratar de mantener a todos actualizados a través de los medios de comunicación social a medida que avanzamos, pero por ahora sólo quiero decir gracias de nuevo a todos en r / BasicIncome y r / Futurology. 


jueves, mayo 25, 2017 

¿Estamos a punto de presenciar las sociedades más desiguales de la historia?



Artículo Traducido por nuestra AI residente. El original en inglés está en la web de theguardian:
https://www.theguardian.com/inequality/2017/may/24/are-we-about-to-witness-the-most-unequal-societies-in-history-yuval-noah-harari



¿Estamos a punto de presenciar las sociedades más desiguales de la historia?


La desigualdad se remonta a la Edad de Piedra. Hace treinta mil años, bandas de cazadores-recolectores en Rusia enterraron a algunos miembros en tumbas suntuosas repletas de miles de cuentas de marfil, pulseras, joyas y objetos de arte, mientras que otros miembros tenían que conformarse con un agujero desnudo en el suelo.

Sin embargo, los antiguos grupos cazadores-recolectores eran aún más igualitarios que cualquier sociedad humana posterior, porque tenían muy poca propiedad. La propiedad es un requisito previo para la desigualdad a largo plazo.

Después de la revolución agrícola, la propiedad se multiplicó y con ella la desigualdad. A medida que los seres humanos adquirieron la propiedad de la tierra, los animales, las plantas y las herramientas, surgieron rígidas sociedades jerárquicas en las que las pequeñas élites monopolizaban la mayoría de la riqueza y el poder de generación en generación.

A medida que algunos grupos monopolizan cada vez más los frutos de la globalización, se dejan atrás miles de millones

Los seres humanos llegaron a aceptar este arreglo como natural e incluso divinamente ordenado. La jerarquía no era sólo la norma, sino también el ideal. ¿Cómo podría haber orden sin una clara jerarquía entre aristócratas y plebeyos, entre hombres y mujeres, o entre padres e hijos?

Sacerdotes, filósofos y poetas de todo el mundo explicaron pacientemente que, así como en el cuerpo humano no todos los miembros son iguales - los pies deben obedecer la cabeza - así también en la sociedad humana, la igualdad no traerá más que caos.

A finales de la era moderna, sin embargo, la igualdad se convirtió rápidamente en el valor dominante en las sociedades humanas en casi todas partes. Esto se debió en parte al surgimiento de nuevas ideologías como el humanismo, el liberalismo y el socialismo. Pero también se debió a la revolución industrial, que hizo que las masas fueran más importantes que nunca.

Las economías industriales dependían de masas de trabajadores comunes, mientras que los ejércitos industriales dependían de masas de soldados comunes. Los gobiernos, tanto en las democracias como en las dictaduras, invirtieron mucho en la salud, la educación y el bienestar de las masas, porque necesitaban millones de trabajadores sanos para trabajar en las fábricas y millones de soldados leales para servir en los ejércitos.

Los seres humanos son más atroces cuando vivimos bajo el peso de grandes desigualdades

En consecuencia, la historia del siglo XX giró en gran medida en torno a la reducción de la desigualdad entre clases, razas y géneros. El mundo del año 2000 era un lugar mucho más igual que el mundo de 1900. Con el fin de la guerra fría, la gente se volvió cada vez más optimista, y esperaba que el proceso continuaría y aceleraría en el siglo XXI.

En particular, esperaban que la globalización extendiera la prosperidad económica y la libertad democrática en todo el mundo y que, en consecuencia, la gente en la India y Egipto llegaría a disfrutar de los mismos derechos, privilegios y oportunidades que las personas en Suecia y Canadá. Una generación entera creció en esta promesa.

Ahora parece que esta promesa era una mentira.

La globalización sin duda ha beneficiado a grandes segmentos de la humanidad, pero hay signos de creciente desigualdad tanto entre las sociedades como dentro de ellas. A medida que algunos grupos monopolizan cada vez más los frutos de la globalización, se quedan miles de millones.

Aún más ominosamente, al entrar en el mundo postindustrial, las masas se vuelven redundantes. Los mejores ejércitos ya no dependen de millones de reclutas ordinarios, sino más bien de un número relativamente pequeño de soldados altamente profesionales que utilizan equipos de alta tecnología y drones autónomos, robots y gusanos cibernéticos. Hoy en día, la mayoría de la gente es militarmente inútil.




FacebookGorjeoPinterest Los robots humanoides trabajan lado a lado con los empleados de una línea de montaje en Kazo, Japón. Fotografía: Issei Kato / Reuters

Lo mismo podría suceder pronto en la economía civil, también. Como la inteligencia artificial (IA) supera a los humanos en más y más habilidades, es probable que reemplace a los seres humanos en más y más puestos de trabajo. Es cierto que muchos nuevos puestos de trabajo podrían aparecer, pero eso no necesariamente resolverá el problema.

Los seres humanos básicamente tienen sólo dos tipos de habilidades - físicas y cognitivas - y si las computadoras superan a nosotros en ambos, podrían superar a nosotros en los nuevos puestos de trabajo al igual que en los antiguos. En consecuencia, miles de millones de seres humanos podrían llegar a ser inempleables, y veremos el surgimiento de una nueva clase enorme: la clase inútil.

Esta es una de las razones por las que las sociedades humanas en el siglo XXI podrían ser las más desiguales de la historia. Y hay otras razones para temer ese futuro.

Los nietos de los magnates del Valle del Silicio podrían convertirse en una casta biológica superior

Con rápidas mejoras en biotecnología y bioingeniería , podemos llegar a un punto en el que, por primera vez en la historia, es posible traducir la desigualdad económica en desigualdad biológica. La biotecnología pronto hará posible la ingeniería de cuerpos y cerebros, y mejorar nuestras capacidades físicas y cognitivas. Sin embargo, es probable que estos tratamientos sean costosos y sólo estén disponibles para la corteza superior de la sociedad. Por consiguiente, la humanidad podría dividirse en castas biológicas.

A lo largo de la historia, los ricos y los aristocráticos siempre imaginaron que tenían habilidades superiores a todos los demás, por lo que tenían el control. Por lo que podemos decir, esto no era cierto. El duque medio no era más talentoso que el campesino medio: sólo debía su superioridad a la injusta discriminación jurídica y económica. Sin embargo, para el año 2100, los ricos podrían ser más talentosos, más creativos y más inteligentes que los habitantes de los barrios de tugurios. Una vez que se abra una brecha real en la capacidad entre los ricos y los pobres, será casi imposible cerrarla.

Los dos procesos juntos -la bioingeniería unida al surgimiento de la AI- pueden resultar en la separación de la humanidad en una pequeña clase de superhumanos y una subclase masiva de personas "inútiles".

He aquí un ejemplo concreto: el mercado del transporte. Hoy en día hay miles de conductores de camiones, taxis y autobuses en el Reino Unido. Cada uno de ellos controla una pequeña parte del mercado del transporte y obtiene poder político por eso. Pueden sindicalizarse, y si el gobierno hace algo que no les gusta, pueden ir a la huelga y cerrar todo el sistema de transporte.




FacebookGorjeoPinterest El mercado de trabajo podría ser irrevocablemente transformado por el desarrollo de auto-conducir vehículos. Fotografía: Justin Tallis / AFP / Getty Images

Ahora adelanto rápido 30 años. Todos los vehículos son autodidacta. Una corporación controla el algoritmo que controla todo el mercado del transporte. Todo el poder económico y político que antes compartía miles de personas está ahora en manos de una sola corporación, propiedad de un puñado de multimillonarios.

Una vez que las masas pierden su importancia económica y su poder político, el Estado pierde al menos algunos de los incentivos para invertir en su salud, educación y bienestar. Es muy peligroso ser redundante. Su futuro depende de la buena voluntad de una pequeña élite. Tal vez haya buena voluntad durante unas pocas décadas. Pero en una época de catástrofe climática de crisis - sería muy tentador, y fácil, arrojarle por la borda.

En países como el Reino Unido, con una larga tradición de creencias humanistas y prácticas del Estado de bienestar, tal vez la élite siga cuidando a las masas incluso cuando realmente no las necesita. El verdadero problema será en los grandes países en desarrollo como India, China, Sudáfrica o Brasil.

Es muy peligroso ser redundante. Su futuro depende de la buena voluntad de una pequeña élite

Estos países se asemejan a un largo tren: las élites de los coches de primera clase disfrutan de la asistencia sanitaria, la educación y los niveles de ingresos a la par con las naciones más desarrolladas del mundo. Sin embargo, los cientos de millones de ciudadanos corrientes que atestan a los coches de tercera clase siguen sufriendo enfermedades generalizadas, la ignorancia y la pobreza.

¿Qué preferiría la élite india, china, sudafricana o brasileña en el próximo siglo? Invertir en la solución de los problemas de cientos de millones de pobres inútiles - o en la mejora de unos pocos millones de ricos?

En el siglo XX, las élites tenían interés en arreglar los problemas de los pobres, porque eran militar y económicamente vitales. Sin embargo, en el siglo XXI, la estrategia más eficiente (y despiadada) puede ser abandonar los inútiles coches de tercera clase y avanzar con la primera clase solamente. Con el fin de competir con Corea del Sur, Brasil podría necesitar un puñado de superhumanos mejorados mucho más que millones de trabajadores sanos pero inútiles.

En consecuencia, en vez de la globalización que da como resultado la prosperidad y la libertad para todos, puede dar lugar a la especiación : la divergencia de la humanidad en diferentes castas biológicas o incluso en diferentes especies. La globalización unirá al mundo en un eje vertical y suprimirá las diferencias nacionales, pero simultáneamente dividirá a la humanidad en un eje horizontal.

Desde esta perspectiva, el actual resentimiento populista de "las élites" está bien fundamentado. Si no tenemos cuidado, los nietos de los magnates del Valle del Silicio podrían convertirse en una casta biológica superior a los nietos de los hillbillies en los Apalaches.

Hay un paso más posible en el camino hacia una desigualdad hasta entonces inimaginable. A corto plazo, la autoridad podría pasar de las masas a una pequeña élite que posee y controla los algoritmos maestros y los datos que los alimentan. A largo plazo, sin embargo, la autoridad podría cambiar completamente de los seres humanos a los algoritmos. Una vez que la inteligencia artificial es más inteligente incluso que la élite humana, toda la humanidad podría llegar a ser redundante.

¿Qué pasaría después de eso? No tenemos absolutamente ninguna idea - literalmente no podemos imaginarlo. ¿Cómo podríamos? Una computadora super inteligente, por definición, tendrá una imaginación mucho más fértil y creativa que la que poseemos.

Por supuesto, la tecnología nunca es determinista. Podemos utilizar los mismos avances tecnológicos para crear tipos muy diferentes de sociedades y situaciones. Por ejemplo, en el siglo XX, las personas podían utilizar la tecnología de la revolución industrial (trenes, electricidad, radio, teléfono) para crear dictaduras comunistas, regímenes fascistas o democracias liberales. Basta con pensar en Corea del Norte y Corea del Sur: han tenido acceso a exactamente la misma tecnología, pero han optado por emplearlo de maneras muy diferentes.

En el siglo XXI, el ascenso de la IA y la biotecnología sin duda transformará el mundo, pero no exige un resultado único y determinista. Podemos utilizar estas tecnologías para crear tipos muy diferentes de sociedades. La forma de utilizarlos sabiamente es la cuestión más importante que enfrenta la humanidad en la actualidad. Si no te gustan algunos de los escenarios que he descrito aquí, todavía puedes hacer algo al respecto.

Yuval Noah Harari da clases en la Universidad Hebrea de Jerusalén y es autor deSapiens: Una Breve Historia de la Humanidad y Homo Deus: Una Breve Historia del Mañana . Él discute la historia de la desigualdad para el Servicio Mundial de la BBCaquí .

Lea más sobre el nuevo Proyecto de Desigualdad del Guardián aquí . Para ponerse en contacto, envíe un correo electrónico a inequality.project@theguardian.com

jueves, abril 06, 2017 

Presupuestos 2017 (sin aprobar)

Os los traigo fresquitos, sin aprobar siquiera.

Prácticamente lo mismo que los anteriores de 2016, aunque quizá con distribuciones distintas dentro de los capítulos. En cuanto a los números gordos:

  • Suben los gastos en SS de 120 a 125 (más jubiletas) y bajan los ingresos de 115 a 110 por el mismo concepto (¿bajada de cotizaciones?¿menos paro pero con menos sueldo?) En resumen: -10 de neto en este capítulo
  • Se mantienen prácticamente igual los gastos de administración (130) frente a los impuestos (135) por lo que se mantiene el neto de +5 aquí
  • Siguen igual los gastos financieros de la deuda (145) y sube la necesidad de financiación de 135 a 150. Eso implica un neto de +5 para igualar la cuenta con los dos capítulos anteriores (-10+5+5=0)
  • Otros gastos y otros ingresos casi sin cambios ni neto significativo
Es decir: al tener más jubilados pero menos cotizaciones (C's mediante) pasamos de tener que pedir prestado 142 el año pasado a 151 este año.

Resumen: incrementar la deuda para cotizar menos a la SS.

No sé si se aprobarán, pero seguramente PSOE y Podemos no votarán a favor, pero son los primeros presupuestos en muchos años con rebaja de austeridad a costa de endeudarse que es el típico discurso de izquierdas. Eso sí, rebajando en ciertos sitios (cotizaciones a la SS pero la parte que pagan las empresas)

Etiquetas: , , , ,

martes, abril 04, 2017 

"Fake News"

Llevaba yo un tiempo mosqueado con el tema de las redes sociales y el hecho de que la gente ahora sólo lee las noticias "de su cuerda". Y me encontré con este párrafo en un artículo sobre inteligencia artificial. No hay forma de explicarlo mejor:


Aquí en Inglés:

Take the recent rise of so-called "fake news." What caught many by surprise should have been completely predictable: When the web became a place to make money, algorithms were built to maximize money-making. The ease of news production and consumption — heightened with the proliferation of the smartphone — forced writers and editors to fight for audience clicks by delivering articles optimized to trick search engine algorithms into placing them high on search results. The ease of sharing stories and erasure of gatekeepers allowed audiences to self-segregate, which then penalized nuanced conversation. Truth and complexity lost out to shareability and making readers feel comfortable (Facebook's driving ethos).
The incentives were all wrong; exacerbated by algorithms, they led to a state of affairs few would have wanted. "For a long time, the focus has been on performance on dollars, or clicks, or whatever the thing was. That was what was measured," says Doshi-Velez. "That's a very simple application of A.I. having large effects that may have been unintentional."

Y ahora en español, traducido por una inteligencia artificial:

Tomemos el reciente ascenso de las llamadas "noticias falsas". Lo que tomó a muchos por sorpresa debería haber sido completamente predecible: cuando la web se convirtió en un lugar para ganar dinero, se construyeron algoritmos para maximizar la creación de dinero. La facilidad de producción y consumo de noticias -enriquecida con la proliferación del teléfono inteligente- forzó a los escritores y editores a luchar por los clics de la audiencia mediante la entrega de artículos optimizados para engañar a los algoritmos de los motores de búsqueda para situarlos en los resultados de búsqueda. La facilidad de compartir historias y el borrado de los filtros humanos permitió que las audiencias se auto-segregen, lo cual penalizó la conversación matizada. La verdad y la complejidad fueron perdidas en la compartibilidad y en hacer que los lectores se sientan cómodos (el ethos que dirige Facebook).

Los incentivos eran todos incorrectos; Exacerbados por los algoritmos, condujeron a un estado de cosas que pocos hubieran deseado. "Durante mucho tiempo, el enfoque se ha centrado en el rendimiento en dólares, o clics, o lo que sea, lo que se midió", dice Doshi-Velez. "Esa es una aplicación muy simple de A.I. tener grandes efectos que pueden haber sido involuntarios."

viernes, marzo 31, 2017 

Hoy por primera vez un cohete (Falcon 9) ha viajado por segunda vez, ... y ha vuelto intacto

En menos de tres años, pero tras un trabajo de quince, no lo olvidemos, un cohete vuelve a viajar y retornar de su misión gracias a SpaceX.
La serie MARS, de National Geographic, nos sorprendió recientemente con este documento gráfico que adjunto en conmemoración a esa noche del 21 de diciembre de 2015 inolvidable, para nosotros, y cómo veréis, para un tal Elon Musk, también lo fue.




... hoy otro de sus niños ha vuelto sano y salvo a casa

domingo, marzo 26, 2017 

RUTGER BREGMAN / AUTOR DE 'UTOPÍA PARA REALISTAS' “La renta básica universal sería el mayor logro del capitalismo”

Os adjunto el link del artículo en El País y pego debajo el texto para que no se pierda porque me ha parecido muy interesante el enfoque que le da este gachó.

RUTGER BREGMAN / AUTOR DE 'UTOPÍA PARA REALISTAS' “La renta básica universal sería el mayor logro del capitalismo”

El historiador Rutger Bregman (Westerschouwen, Holanda, 1988) irrumpió en el debate ideológico de su país hace ya tres años con la publicación de su ensayo Utopía para realistas. El texto se divulgó primero en Internet, en la web The correspondent. La industria editorial se sumó más tarde al fenómeno, que llega ahora a España de la mano de Salamandra. Colaborador en medios como The Washington Post o The Guardian, Bregman cree viable sacudir el capitalismo con propuestas como la renta básica universal, reducir las jornadas laborales a 15 horas semanales o abrir fronteras para acabar con la desigualdad.

Pregunta. En el sur de Europa el debate ahora se centra en cómo seguir financiando el Estado del bienestar. ¿Ve viable añadir al sistema una renta básica universal?

Respuesta. La renta básica es un complemento de las partes fundamentales de la sociedad del bienestar que debería añadirse a la salud y la educación pública. Pero hay cosas que esta renta podría reemplazar, en especial a subsidios como el de paro, que se ha convertido en un sistema increíblemente burocrático y paternalista y que no funciona.

P. ¿Entonces los ciudadanos dejarían de cobrar cuando estuvieran desempleados?

R. La renta básica es la planta cero de la distribución y es incondicional. La obtendrían todos: ricos y pobres.

P. ¿Y cómo se financiaría?

R. Como he dicho, reemplazaría algunas partes de la sociedad del bienestar. Pero la renta básica es una inversión. Hay muchas pruebas científicas que demuestran de que la pobreza es enormemente cara: genera más delincuencia, peores resultados académicos, enfermedades mentales… Sería mucho más económico erradicar la pobreza que combatir los síntomas que provoca.

P. Critica al Estado por “supervisor” o “paternalista”, ¿pero no cree que debe controlarse de algún modo cómo se emplean los recursos públicos?

R. Los pobres son los auténticos expertos en sus propias vidas. Creo en la libertad individual y la gente sabe qué debe hacer con su vida, pero ahora vivimos de lleno en una sociedad de burócratas y paternalistas. Las investigaciones demuestran que lo mejor es dar directamente el dinero directamente a quien lo necesita en lugar de destinarlo a inspectores y burocracia. A mucha gente le preocupa que la renta básica se derroche en drogas o alcohol, pero en el pasado ha habido experiencias que concluyen que ha funcionado sobradamente bien.

P. ¿Esa no es la actitud que esta semana ha mostrado el jefe del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, cuando en referencia a los países del sur de Europa decía que uno no podía gastarse dinero en mujeres y alcohol y luego pedir dinero?

R. Me gustaría disculparme en nombre de mi país por ello. La buena noticia es que probablemente él pronto ya no trabajará en ese sitio. Sí, es un gran ejemplo de la falta de confianza que las grandes instituciones tienen en la gente normal. Todo ese dinero, en realidad, no fue a los bolsillos ni de los basureros ni de los limpiadores ni de los profesores, sino de los banqueros. En el libro trato de expresar una idea más optimista de lo que podemos conseguir como sociedad. Mi generación está harta de políticos como Dijsselbloem, que ponen a los ciudadanos en contra de otros ciudadanos.

P. En el libro es muy crítico con la izquierda socialdemócrata por su discurso "perdedor". ¿Cómo debe renovarlo?

R. Los socialdemócratas han sido completamente aplastados en las últimas elecciones generales en Holanda. Han perdido el rumbo y no tienen ideas para aportar. Dijsselbloem es el mejor ejemplo del tecnócrata y de esa percepción de que los hombres con traje saben mejor lo que nos conviene. Y esa idea ha desembocado en la irrupción del populismo de derechas. La tecnocracia y el populismo están convencidos que solo hay una receta que va a funcionar, y lo que nos conviene es el pluralismo. El problema de la izquierda hoy es que solo sabe a qué se opone. Se ha quedado en una noción muy paternalista, de ayudar a quien lo necesita. Debemos darle la vuelta a ese discurso por completo. Por ejemplo, reivindicar la meritocracia. Si nos la tomamos en serio, muchos maestros deberían cobrar más y muchos banqueros tener incluso un sueldo negativo por destruir riqueza. Ese es el discurso que necesitamos para combatir la desigualdad.

P. Pero en el libro su crítica es general, se queja de que su generación carece de nuevas ideas…

R. Pero ya hay algunos síntomas para la esperanza. Yo escribí el libro por primera vez en holandés en 2014 y por aquel entonces nadie tenía ni la más remota idea de qué era la renta básica. Ahora solo en Holanda hay 20 ciudades que han implantado un plan para implementarla, se está experimentando en Finlandia y está a punto de hacerse también en Canadá. Eso demuestra que es una idea que va conquistando el mundo.

P. Aboga por una jornada laboral de 15 horas semanales. Esa idea ya la puso sobre la mesa John Maynard Keynes y no parece que nos hayamos acercado mucho. ¿Por qué cree que ahora es posible?

R. Durante décadas mucha y mucha gente pensó que tendríamos jornadas más cortas. Keynes no fue el único. En los años setenta la mayoría de los economistas y sociólogos estaban convencidos de ello. Pero en los ochenta eso cambió y empezamos a trabajar mucho más. Hoy estamos sobrepasados por el trabajo. Hay dos razones. El primero es el consumismo: compramos cosas que no nos hacen falta para impresionar a gente que no nos gusta. El problema de esa explicación está en que la mayor parte de las cosas que compramos y no necesitamos están producidos por robots y en el Tercer Mundo, lo que ha hecho que la mayoría trabajamos en el sector servicios. Eso nos hace buscar otro motivo, y es que en los últimos 30 años hemos asistido a un crecimiento disparatado del nivel de trabajos basura.

P. ¿En qué sentido son basura?

R. Un trabajo basura es un empleo que es calificado como inútil por la persona que lo desempeña. A menudo son trabajos muy bien pagados, pero pueden consistir en mandar correos electrónicos o escribir informes que nadie va a leer. No estoy hablando ni de basureros, ni profesores ni enfermeras. Y hay trabajo increíblemente útil que no se paga, como el cuidado de los niños o ancianos o el voluntariado. Si todos ellos dejaran de trabajar, sí tendremos problemas de verdad.

P. ¿Y qué mecanismo usaría para asignar los salarios?

R. La renta básica sería fundamental, porque por primera vez en la historia permitiría a la gente que pudiera decir no a trabajos que realmente no quiere hacer. Hoy ese es un privilegio solo al alcance de los más ricos, pero en el caso de que se implantara la renta básica sería un derecho al alcance de todo el mundo. A los niños se les dice que deben estudiar algo que les dé dinero. Con la renta básica, podrán hacer lo que quieran en la vida.

P. Habla de que habrá menos empleo por la tecnología. ¿No puede ser que en lugar de eso se creen nuevas categorías de empleo?

R. Hemos subestimado la extraordinaria capacidad del capitalismo para generar nuevos trabajos inútiles. Hoy tal vez el 30% de los empleos son inútiles, pero el capitalismo puede convertir esa cifra en el 40%, 50% o 60%. A menos que introduzcamos la renta básica o redefinamos el concepto de trabajo.

P. Uno podría encasillarlo como antisistema, pero en el libro defiende el capitalismo al afirmar que es un “motor de prosperidad”…

R. La renta básica universal sería el logro más importante del capitalismo. No es una idea absurda, es una plataforma sobre la que arrancar y le concederá a todo el mundo una herramienta para arriesgarse y emprender. Y en eso consiste el capitalismo.

P. Los críticos con la renta básica dicen que esos ingresos desincentivarían el trabajo. ¿Qué opina?

R. Invierto tres capítulos en hablar de experiencias que se han llevado a cabo para demostrar que cuando la gente recibe dinero gratis ni lo malgasta ni se lo bebe. Las investigaciones demuestran que todos queremos conseguir nuestro sueño. Y el gran desperdicio de nuestros días son los millones de personas que están atrapados en la pobreza o en un trabajo inútil.

P. Usted propone la apertura de fronteras en un contexto en el que el mundo parece ir en dirección contraria. ¿Es la parte más utópica de su argumento?

R. Sin duda, es la más radical. Pero tenemos pruebas de que la inmigración es un arma contundente contra la pobreza. Un país con un patriotismo fuerte debería estar orgulloso de abrir sus puertas a emigrantes y refugiados, porque todo gran país en la historia de la humanidad se ha fundado sobre ellos.

P. Esa propuesta requiere de un consenso internacional. Viendo el papel de la Unión Europea en la crisis de los refugiados, ¿le parece viable conseguirlo?

R. Todo empieza por contar una historia distinta. Lo mismo sucede con la renta básica. A menudo me dicen que la gente está en contra, pero en el siglo XVII la mayoría también estaba en contra de la democracia.

Etiquetas: ,

miércoles, enero 18, 2017 

PILOT: efectivamente, ya estamos en la era exponencial

Lo pongo como una entrada nueva pero está directamente relacionada con la anterior. 

En este artículo hablan del PILOT que es un cacharro que se pone en la oreja y:

  • Escucha una conversación con tecnologías de cancelación de ruido.
  • Transforma las palabras "oidas" a palabras "escritas" con corrección de errores
  • Traduce el texto al idioma del que escucha
  • Reproduce el texto en sonido por el auricular
Como dice el artículo son todo cosas que ya existían, pero lo han juntado todo con la reducción de tamaño y demás para hacerlo operativo. El cacharro usa el móvil para conectarse a internet y acceder a los diccionarios necesarios aunque puede que hagan una versión que también funcione off-line.

Mientras tanto, tiene una aplicación para el móvil donde hablas y te traduce y si quieres escuchas lo traducido. Probadla, funciona muy bien (es completamente seguro porque la he puesto a escuharme en inglés ¡¡ y me ha entendido !!)

Esta tecnología se puede mejorar (si es que no está ya así) si los algoritmos de traducción se rehacen para partir directamente de la conversación hablada ya que seguramente le darán más información, pero lo importante es que exista ya este producto para abrir brecha: estará en mayo por 300 dólares.

Etiquetas: , , ,

Tiras cómicas

El Tiempo

tiempo en Madrid

Cambios de divisa

Buscador Torrents

en isoHunt
en The Pirate Bay

Archivos y búsquedas

  • CRIPTONOMICON
  • Legión Espacial
  • Impulsado por Blogger
    y Blogger Templates