« Home | Hoy por primera vez un cohete (Falcon 9) ha viajad... » | RUTGER BREGMAN / AUTOR DE 'UTOPÍA PARA REALISTAS' ... » | PILOT: efectivamente, ya estamos en la era exponen... » | Bienvenidos a la era exponencial » | Madrid vs. Manhattan » | Renta Básica Universal » | Un mundo desaparece » | nos la meterán doblada dentro de poco » | Distancias de Madrid a las estaciones del metro y ... » | Si creamos una Inteligencia Artificial nos destrui... » 

martes, abril 04, 2017 

"Fake News"

Llevaba yo un tiempo mosqueado con el tema de las redes sociales y el hecho de que la gente ahora sólo lee las noticias "de su cuerda". Y me encontré con este párrafo en un artículo sobre inteligencia artificial. No hay forma de explicarlo mejor:


Aquí en Inglés:

Take the recent rise of so-called "fake news." What caught many by surprise should have been completely predictable: When the web became a place to make money, algorithms were built to maximize money-making. The ease of news production and consumption — heightened with the proliferation of the smartphone — forced writers and editors to fight for audience clicks by delivering articles optimized to trick search engine algorithms into placing them high on search results. The ease of sharing stories and erasure of gatekeepers allowed audiences to self-segregate, which then penalized nuanced conversation. Truth and complexity lost out to shareability and making readers feel comfortable (Facebook's driving ethos).
The incentives were all wrong; exacerbated by algorithms, they led to a state of affairs few would have wanted. "For a long time, the focus has been on performance on dollars, or clicks, or whatever the thing was. That was what was measured," says Doshi-Velez. "That's a very simple application of A.I. having large effects that may have been unintentional."

Y ahora en español, traducido por una inteligencia artificial:

Tomemos el reciente ascenso de las llamadas "noticias falsas". Lo que tomó a muchos por sorpresa debería haber sido completamente predecible: cuando la web se convirtió en un lugar para ganar dinero, se construyeron algoritmos para maximizar la creación de dinero. La facilidad de producción y consumo de noticias -enriquecida con la proliferación del teléfono inteligente- forzó a los escritores y editores a luchar por los clics de la audiencia mediante la entrega de artículos optimizados para engañar a los algoritmos de los motores de búsqueda para situarlos en los resultados de búsqueda. La facilidad de compartir historias y el borrado de los filtros humanos permitió que las audiencias se auto-segregen, lo cual penalizó la conversación matizada. La verdad y la complejidad fueron perdidas en la compartibilidad y en hacer que los lectores se sientan cómodos (el ethos que dirige Facebook).

Los incentivos eran todos incorrectos; Exacerbados por los algoritmos, condujeron a un estado de cosas que pocos hubieran deseado. "Durante mucho tiempo, el enfoque se ha centrado en el rendimiento en dólares, o clics, o lo que sea, lo que se midió", dice Doshi-Velez. "Esa es una aplicación muy simple de A.I. tener grandes efectos que pueden haber sido involuntarios."

Tiras cómicas

El Tiempo

tiempo en Madrid

Cambios de divisa

Buscador Torrents

en isoHunt
en The Pirate Bay

Archivos y búsquedas

  • CRIPTONOMICON
  • Legión Espacial
  • Impulsado por Blogger
    y Blogger Templates